MAY 12

Imagen principal post Un artículo de opinión

Un artículo de opinión

Instagram ayer sorprendía con un rebranding en el que abandonaba el enfoque vintage para adoptar un estilo mucho más neutro y colores propios del arcoiris que dominan no solo el icono sino también Hyperlapse, Layout y Boomerang donde el magenta, el morado, el naranja y el amarillo toman protagonismo.

Spalter , responsable del equipo de diseño explicaba: “Le pedimos a personas que trabajan en la empresa que describieran el logo de Instagram en menos de 5 segundos. Casi todos obviaron el arco iris, el cristalino y el visor”, dijo el especialista en diseño. El propio Spalter promovió el hashtag #myinstagramlogo para promover el cambio.

Y bajo esa premisa se planteó un rebranding donde el limpiar y simplificar serían las tareas principales del equipo.

Hasta el momento, la marca era reconocible por su logotipo de estilo vintage, una imagen clásica y sobretodo con carácter. Muy lejos de los logotipos habituales de estilo sobrio o más sintéticos. 

Si que es cierto que es interesante apostar por una simplificación máxima de la cámara, así la marca se apodera de un símbolo básico y posiblemente atemporal. Aunque no podemos olvidar que con este ejercicio de simplificar y llevarnos a la marca lo más esencial, la cámara,  se forma un símbolo demasiado genérico. Un rectángulo y dos circulitos, una ejercicio muy frecuente a la hora de simbolizar una webcam o una cámara de fotos o incluso en las redes sociales alguien planteaba el parecido a una lavadora, con eso quiero apuntar que en el momento en qué un imagotipo aseñala un espectro de semejanzas tan variado, algo falla.

Así que me gustaría señalar que el nuevo logotipo dista mucho de una imagen diferente o con estilo propio que nos ayude a concebirlo como un logotipo único y reconocible y esto era algo que tenían en su marca antigua, y lo han perdido. Me gustaría también hablar del tema del color. El equipo de instagram ha comentado que la masa de degradado responde a la evolución del arcoíris de la marca, un argumento débil y la sensación es que es una propuesta algo tendenciosa que contrasta con las lineas sobrias del nuevo logo, pero que a nivel conceptual pierde fuerza.

Y por último, el wordmark, el lettering, parte original del primer logotipo de Instagram. Que actualmente y con el actual rediseño no acaba de funcionar. Su trazo caligráfico tan carismático empieza a parecer una caricatura al lado de las intenciones de simplificar la marca, por eso no me sorprendería que en breve lo eliminen, dejando a la marca huérfana de personalidad.

Escrito por Anna Blanch


Un artículo de opinión

Instagram ayer sorprendía con un rebranding en el que abandonaba el enfoque vintage para adoptar un estilo mucho más neutro y colores propios del arcoiris que dominan no solo el icono sino también Hyperlapse, Layout y Boomerang donde el magenta, el morado, el naranja y el amarillo toman protagonismo.

Spalter , responsable del equipo de diseño explicaba: “Le pedimos a personas que trabajan en la empresa que describieran el logo de Instagram en menos de 5 segundos. Casi todos obviaron el arco iris, el cristalino y el visor”, dijo el especialista en diseño. El propio Spalter promovió el hashtag #myinstagramlogo para promover el cambio.

Y bajo esa premisa se planteó un rebranding donde el limpiar y simplificar serían las tareas principales del equipo.

Hasta el momento, la marca era reconocible por su logotipo de estilo vintage, una imagen clásica y sobretodo con carácter. Muy lejos de los logotipos habituales de estilo sobrio o más sintéticos. 

Si que es cierto que es interesante apostar por una simplificación máxima de la cámara, así la marca se apodera de un símbolo básico y posiblemente atemporal. Aunque no podemos olvidar que con este ejercicio de simplificar y llevarnos a la marca lo más esencial, la cámara,  se forma un símbolo demasiado genérico. Un rectángulo y dos circulitos, una ejercicio muy frecuente a la hora de simbolizar una webcam o una cámara de fotos o incluso en las redes sociales alguien planteaba el parecido a una lavadora, con eso quiero apuntar que en el momento en qué un imagotipo aseñala un espectro de semejanzas tan variado, algo falla.

Así que me gustaría señalar que el nuevo logotipo dista mucho de una imagen diferente o con estilo propio que nos ayude a concebirlo como un logotipo único y reconocible y esto era algo que tenían en su marca antigua, y lo han perdido. Me gustaría también hablar del tema del color. El equipo de instagram ha comentado que la masa de degradado responde a la evolución del arcoíris de la marca, un argumento débil y la sensación es que es una propuesta algo tendenciosa que contrasta con las lineas sobrias del nuevo logo, pero que a nivel conceptual pierde fuerza.

Y por último, el wordmark, el lettering, parte original del primer logotipo de Instagram. Que actualmente y con el actual rediseño no acaba de funcionar. Su trazo caligráfico tan carismático empieza a parecer una caricatura al lado de las intenciones de simplificar la marca, por eso no me sorprendería que en breve lo eliminen, dejando a la marca huérfana de personalidad.

view more image

Alguno de los trabajos en los que Anna ha participado

MEMORY

Etiqueta vino 7c+