ABR22

Volver al blog

Hola mundo

 

ABR 22

Imagen principal post Cómo aterrizar en Bulldog Studio sin hacerte daño...

Cómo aterrizar en Bulldog Studio sin hacerte daño...

Miércoles, 7:00 am. Suena el despertador y todavía adormecido intento pensar el porque de esa hora. Hoy se cumplen dos meses de paro. Dos meses en los que ya no tenía que madrugar, en los que mi actividad vital ha disminuido en la misma medida que crecía mi ansiedad e incertidumbre. También me han servido de desconexión, justo después de una etapa laboral en la que nunca entendí la estrategia ni las maneras de la empresa en la que estuve trabajando durante los últimos 3 años y, como no podía ser de otra manera, eso acabó conmigo y con nuestra relación laboral. A pesar de todo… gracias.

Voy en la moto, rezando para que no me vuelva a dejar tirado. Hoy no, por favor. Hoy es mi primer día en Bulldog Studio, y aunque por lo poco que conozco a Carles me parece una persona muy comprensible, llegar tarde sería empezar con muy mal pie. Hemos hablado un par de veces por teléfono y otra en una especie de entrevista personal. Poca cosa, porque nos entendimos en seguida. Bastaron 4 o 5 frases para llegar a un acuerdo. Tuve la sensación que los dos nos estábamos buscando y en el mismo momento… ahora le llaman feeling.

Llevo una semana trabajando en el estudio, y me piden una aportación al blog. La primera, y espero que no sea la última. Y como así, de entrada, no se me ocurre de que hablar, he pensado en recoger el guante que lanzó Christian en este mismo blog, despidiéndose de Bulldog Studio, y cerrar el círculo, hablando acerca de mi incorporación, basándome más en las sensaciones que en las experiencias que por una cuestión de tiempo evidente todavía no he podido tener.

Como en mi casa, así me siento… todo el rato y desde el minuto 1. El recibimiento ha sido fantástico. Dicen los eruditos que las empresas las hacen las personas y aquí hay un grupo de personas que, además de ser muy buenos en lo que hacen, te tratan de manera exquisita, ayudándote en todo lo necesario para que tu proceso de aterrizaje y adaptación sea lo más sencillo posible. Y consiguen que cada dia venga con ganas a trabajar, porque me gusta mi trabajo pero también porque me gusta pasar la mayor parte del tiempo en un ambiente como este. Soy de los que piensa (y creo que en eso coincidimos todas las personas del estudio) que en un ambiente distendido se trabaja y se produce mucho más que trabajando bajo presión o con constantes tensiones y conflictos.

Espero poder estar mucho tiempo aquí, aprender de mis compañeros, y compartir con ellos todos aquellos conocimientos que les puedan servir. Espero crecer y ayudar también a que crezca la empresa. Y espero también poder volver a compartir mis comentarios y reflexiones con todos vosotros a través de este blog.

Por cierto, me llamo Alfred. Hola mundo.

Escrito por Alfred Mateu


Cómo aterrizar en Bulldog Studio sin hacerte daño...

Miércoles, 7:00 am. Suena el despertador y todavía adormecido intento pensar el porque de esa hora. Hoy se cumplen dos meses de paro. Dos meses en los que ya no tenía que madrugar, en los que mi actividad vital ha disminuido en la misma medida que crecía mi ansiedad e incertidumbre. También me han servido de desconexión, justo después de una etapa laboral en la que nunca entendí la estrategia ni las maneras de la empresa en la que estuve trabajando durante los últimos 3 años y, como no podía ser de otra manera, eso acabó conmigo y con nuestra relación laboral. A pesar de todo… gracias.

Voy en la moto, rezando para que no me vuelva a dejar tirado. Hoy no, por favor. Hoy es mi primer día en Bulldog Studio, y aunque por lo poco que conozco a Carles me parece una persona muy comprensible, llegar tarde sería empezar con muy mal pie. Hemos hablado un par de veces por teléfono y otra en una especie de entrevista personal. Poca cosa, porque nos entendimos en seguida. Bastaron 4 o 5 frases para llegar a un acuerdo. Tuve la sensación que los dos nos estábamos buscando y en el mismo momento… ahora le llaman feeling.

Llevo una semana trabajando en el estudio, y me piden una aportación al blog. La primera, y espero que no sea la última. Y como así, de entrada, no se me ocurre de que hablar, he pensado en recoger el guante que lanzó Christian en este mismo blog, despidiéndose de Bulldog Studio, y cerrar el círculo, hablando acerca de mi incorporación, basándome más en las sensaciones que en las experiencias que por una cuestión de tiempo evidente todavía no he podido tener.

Como en mi casa, así me siento… todo el rato y desde el minuto 1. El recibimiento ha sido fantástico. Dicen los eruditos que las empresas las hacen las personas y aquí hay un grupo de personas que, además de ser muy buenos en lo que hacen, te tratan de manera exquisita, ayudándote en todo lo necesario para que tu proceso de aterrizaje y adaptación sea lo más sencillo posible. Y consiguen que cada dia venga con ganas a trabajar, porque me gusta mi trabajo pero también porque me gusta pasar la mayor parte del tiempo en un ambiente como este. Soy de los que piensa (y creo que en eso coincidimos todas las personas del estudio) que en un ambiente distendido se trabaja y se produce mucho más que trabajando bajo presión o con constantes tensiones y conflictos.

Espero poder estar mucho tiempo aquí, aprender de mis compañeros, y compartir con ellos todos aquellos conocimientos que les puedan servir. Espero crecer y ayudar también a que crezca la empresa. Y espero también poder volver a compartir mis comentarios y reflexiones con todos vosotros a través de este blog.

Por cierto, me llamo Alfred. Hola mundo.

view more image

Alguno de los trabajos en los que Alfred ha participado

Mistinguett Cava

Bosch i Gimpera